En la actualidad, una silla para oficina debe contar con 3 elementos básicos: reclinamiento del respaldo, ajuste de altura y coderas o descansa brazos. El reclinamiento libre (y fijación a la posición deseada) permite al usuario liberar la tensión acumulada por permanecer sentado en una misma posición por largos periodos de tiempo. Asimismo, los descansa brazos (coderas) disminuyen la fatiga.